No sé en qué momento descubrí a Tom Hardy, el actor, o quizás sí pero esa anécdota merece el espacio de otra entrada. Y, desde luego, si me refiriese a Thomas Hardy, el genial escritor, no sé si me conformaría con una única entrada. Pero la cuestión de la que quiero hablar hoy es de esa atracción que ejerce su actitud, interprete el papel que interprete, sobre mi inocente persona cada vez que aparece en pantalla.

tom_hardy_magnetism

Es algo difícil de explicar, aunque por lo que he leído estos últimos días (Oona Chaplin, incluida), no me sucede solo a mí.

Taboo

Y su presencia, única y exclusivamente, es lo que me hizo decidirme a continuar viendo Taboo. Puede que si Tom Hardy no hubiera salido, le hubiese echado un vistazo a esta peculiar serie de BBC One (emitida en España por HBO). Pero, con lo oscura que es y el arranque tan lento que tiene, seguramente la hubiera abandonado tras el primer capítulo. ¡Y me hubiera perdido una historia llena de fuerza e intriga!

También hubiera podido suceder que si él mismo no la protagonizase, la trama no hubiese tenido tanta energía. Pero, además de su interpretación, hay que añadir su labor como creador y autor del relato en el que está basada.

Taboo-poster_HBO

Heathcliff y James Delaney

Dicho esto, elogiada la labor de Tom Hardy, volvamos a mi declarada fascinación por él y al involuntario gesto de mi mente al asociar su personaje, James Delaney, con Heathcliff de Cumbres borrascosas de Emily Brontë. Así que aquí va, a posteriori y tras un análisis superficial, una lista de lo que creo que me ha llevado a establecer esa conexión.

Mestizos

Ambos, tanto Heathcliff como James, son un aporte del padre a la familia. Del personaje de Emily Brontë se dice que es un gitano al que recoge el señor Earnshow como acto de caridad y lo educa como a uno más de sus hijos, por eso siempre se ha especulado que él pudiera ser su padre. Con lo cual, sería mestizo, como lo es abiertamente James Delaney, hijo de un inglés y una nativa norteamericana en tiempos de la guerra de Independencia de Estados Unidos.

Épocas y lugares similares

Fue durante esa guerra cuando debió de ser concebido James, porque la historia, con él como adulto, arranca en 1814. Mientras que Cumbres borrascosas fue publicada en 1847, aunque no fue ni escrita ni está situada justo durante esos años, sino unos cuantos antes. En cuanto al escenario, la novela se desarrolla en Yorkshire y Taboo, en Londres.

El regreso, el misterio

Tanto Heathcliff como James Delaney regresan, tras varios años perdidos haciendo vaya usted a saber qué, y traen intenciones bastante claras en cuanto a los bienes de sus familias. Su ambición no les deja ceder ni un centímetro, cueste lo que cueste.

Carácter

Para ello, manipulan, emplean la violencia (salvando las distancias entre una novela escrita por una mujer del siglo XIX y una serie de HBO), tejen intrigas y lo que haga falta. Además, ambos son duros, algo toscos y acumulan rencor por su familia, su antiguo entorno y la sociedad.

Incesto

De ese desprecio son objeto todos, excepto la mujer que fue su debilidad y contra la que tratan de luchar, al mismo tiempo que son ellas la razón de ese combate constante. Entre Catherine y Heathcliff, probablemente por la época en que fue escrita y por las características de la autora, no hubo sexo explícito ni reconocido de ninguna manera. Por lo tanto, el incesto queda en algo platónico y, al no asumir abiertamente que él es hijo ilegítimo del señor Earnshow, serían hermanos solo de crianza. Pero eso no ocurre con James y Zilpha (fantástica Oona Chaplin). En Taboo sí reconocen que son hijos del mismo padre (es parte de la trama) y también llegan a mantener relaciones sexuales en distintos momentos. Con lo cual, el incesto queda consumado.

Taboo-Oona-Chaplin

Ella está casada

Tanto Catherine como Zilpha les pertenecen a otros hombres. Pero no es una cuestión romántica, eso de pertenecer en este caso es en el sentido más machista del término, son de su propiedad legalmente. Quizás la diferencia es que Thorne Geary, el cuñado de James Delaney, es una mezcla entre Edgar Linton y Hindley Earnshow, marido y hermano de Catherine en Cumbres borrascosas. Pero ambas están sujetas a unas normas, ya sea por imposición de la sociedad o por su propia mentalidad, que destruyen su verdadera esencia y las convierten en una versión apagada de sí mismas.

La seducción de lo oscuro

Resulta perturbador, porque me niego a utilizar la palabra indecoroso (no somos señoritas de hace dos siglos), reconocer que un hombre con ese carácter pueda atraernos. Aunque creo que es solo sobre el papel o en la pantalla y que lo que nos atrae es más la profundidad emocional que demuestra tener, la pasión y la fuerza de su espíritu. Quizás porque pensamos “oye, si odia así, ha de amar con intensidad similar”.

taboo_tom_hardy

Empotrador

Y sí… Aunque en las adaptaciones cinematográficas de la novela de Emily Brontë, el personaje de Heathcliff suele ser interpretado por grandes actores de la talla de Ralph Finnes, cuando leí por primera vez Cumbres Borrascosas, no me lo imaginé así. Mi mente adolescente recreó a alguien con un perfil más parecido a Tom Hardy y su magnetismo animal.

Nota

Por cierto, descubro ahora en IMDb, que existe una miniserie donde Hardy hace el papel de Heathcliff. Pero, por la foto, lamento decir que no me da impresión de ser una adaptación buena, que saque la esencia de la historia y sus personajes.

tom_hardy_cumbres_borrascosas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s